cómo elaborar una unidad didáctica integrada oposiciones

Cómo hacer una Unidad Diáctica Integrada (UDI)

  1. Elige tema
  2. Justifica tu decisión
  3. Establece las asignaturas intervinientes
  4. Define los objetivos
  5. Haz una lista de contenidos
  6. Describe las competencias clave que desarrolla tu UDI
  7. Añade los criterios de evaluación
  8. Piensa en actividades y recursos
  9. Evalúa tu unidad

¿De dónde vienen las “unidades didácticas integradas”?

Con la aparición de la LOMCE, llegaron a las aulas competencias clave. Lo que se persigue es un aprendizaje integral que permita a los alumnos aplicar lo aprendido en la práctica. Porque no tiene mucho sentido, por ejemplo, estudiar la Edad Media en Historia por un lado, la Literatura Medieval por otro y la Filosofía Medieval por otro. Puesto que todos esos bloques tienen algo en común, aprovechémoslo para enseñar de forma integral. ¿Qué conseguimos? Que los alumnnos tengan una mejor idea de lo que fue la Edad Media. No tendrán ideas sueltas e inconexas, sino un conocimiento global, con diferentes perspectivas, de aquella época. Esto, claramente, les hace más competentes y más críticos.

¿Qué es una unidad didáctica integrada

Una unidad didáctica integrada es aquella en la que se interrelacionan todos sus elementos. Además, existe una colaboración entre varias materias para lograr el desarrollo de las competencias clave. Es así de fácil.

¿Sabes qué es una unidad didáctica?

Diferencia entre unidad didáctica y unidad didáctica integrada

La unidad didáctica tradicional se contempla desde una sola materia y, hasta la publicación de la LOMCE, no contemplaba las competencias clave. Así, en la unidad didáctica se estabelcen unos objetivos, unos contenidos, unas actividades y una evaluación. Y así, se va prograsando linealmente durante el curso. El problema es el que veíamos al principio. Podemos ver a prinicipio de curso la Edad Media en Historia. Unos meses después la Literatura Medieval en Lengua y Literatura. Y más tarde estudiar esta época en Filosofía. Si preguntas a los alumnos, no sabrán interrelacionar unos campos con otros, no podrán describirte la Edad Media con una perspectiva interdisciplinar. Esto es un problema. Así que las UDIs cambiar el rumbo para combatirlo.

Una unidad didáctica integrada coge un tema común, como puede ser la Edad Media, el cuerpo humano o una fiesta local. En torno a ese tema, varias materias configuran sus objetivos, contenidos, actividades y evaluación. Y además, desarrollan las competencias clave. Con ello conseguimos que los alumnos desarrollen un aprendizaje integral. Durante 2, 3 semanas, 1 mes, o el tiempo que se estime, trabajarán ese tema en distintas asignaturas. No solo el aprendizaje cobrará mayor sentido para ellos, sino que aprenderán mejor y más motivados. Ya sí podrán explicarnos cómo fue la Edad Media desde diversos ámbitos.

Diferencia entre unidad didáctica integrada y unidad didáctica globalizada

Básicamente es lo mismo, así que no te comas más la cabeza. Antes se llamaban unidades didácticas globalizadas porque no existían aún las competencias clave. Al aparecer estas y tener que trabajarlas de forma integrada, se ha cambiado el nombre, pero el principio es el mismo. Es como si todas las materias implicadas mirasen hacia un mismo punto de interés (el tema tratado).

Cómo hacer una unidad didáctica integrada

Elaborar una unidad didáctica integrada no tiene mayor dificultad, así que no te dejes amedrentar por la terminología y las palabrejas. ¡Vamos a ello!

Elige un tema para la UDI

Escoge un tema que pueda tratarse desde diversas asignaturas y que contribuya al desarrollo de competencias clave. La verdad es que puedes encontrar infinitos temas, así que ¡ponle creatividad!

Incluye estos datos

Escribe en la cabecera el año académico y el curso al que se dirige tu UDI. Así, de un vistazo rápido nos ponemos en situación.

Justifica tu UDI

Argumenta por qué has elegido ese tema, cómo va a estructurarse tu unidad, por qué es importante trabajarla y hacerlo del modo que has propuesto.

Establece apartados para cada materia

Puesto que tu UDI se desarrolla desde diferentes asignaturas, crea un apartado para cada una. Puedes hacerlo en diferentes páginas de un procesador de texto o creando varias páginas dentro de una hoja de cálculo. Si vas a trabajar con tablas, es más cómodo Excel (o similares). Si prefieres ir desarrollando, mejor Word (o similares). Elige a tu gusto.

Define los objetivos de cada asignatura

Ya sean objetivos de etapa, de materia o de unidad, es importante que los definas porque son la brújula. Los objetivos nos ayudan a mantenernos en el camino adecuado. Además, permtirán la evaluación una vez terminado el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Estos objetivos puedes encontrarlos en el currículo (tanto a nivel nacional como autonómico) y puedes elaborarlos tú, si consideras que conviene especificar más en algunos aspectos.

Aprende más sobre los objetivos de la programación didáctica

Haz una lista con los contenidos

Cada asignatura, dentro de esta UDI, va a trabajar unos contenidos curriculares. Estos también vienen definidos por el curríuculo, aunque siempre puedes añadir otros más esepecíficos.

Conoce más de los contenidos

Enlaza con las competencias clave

En fin, son la razón principal por la que estamos aquí. Haz una lista de las competencias clave a las que contribuyes desde cada materia y relaciónalas con contenidos y objetivos.

Añade los criterios de evaluación

Tráelos desde el currículo y plásmalos en tu tabla o documento. Podrás observar que objetivos y criterios de evlacuaión suelen ser muy parecidos. Los objetivos describen aquello que queremos lograr y los criterios de evaluación nos dicen cómo evaluar el grado en que se han logrado esos objetivos. Así que, como ves, es fácil integrar una unidad didáctica. La propia naturaleza de sus elementos nos lleva a hacerlo. Solo hay que poner un tema común en el centro y pensar las asignaturas que pueden contribuir al aprendizaje.

Piensa en actividades

Una vez que tenemos el contexto en que nos vamos a mover, es hora de pensar cómo actuar. Para ello, ve definiendo actividades que contribuyan al logro de objetivos, a la adquisición de competencias y a la adquisición de los contenidos. No te abrumes, ve poco a poco y verás cómo pronto coges soltura. Ponle un nombre a la actividad y ahora vemos cómo la completamos.

¿Qué ejercicios incluye?

La actividad se define en base a uno o varios ejercicios (lecturas, debates, investigaciones,…). Describe cómo se va a materializar esa actividad.

¿Cuánto tiempo va a llevar?

Indica las horas o sesiones que necesitarás para completar la actividad (7 sesiones, 10 sesiones,…).

¿Qué metodología vas a seguir?

¿Trabajo en grupo o individual? ¿Investigación, proyectos, aprendizaje autónomo,…?

¿Qué recursos necesitas?

¿Vas a usar libro de texto, pizarra digital, fichas, vídeos, recursos web,…?

Evalúa la UDI

Llegamos al último paso, que es evaluar lo aprendido. Aquí debes establecer unos indicadores de logro, unos instrumentos de evaluación (examen, cuaderno, debate,…) y los niveles de desempeño (en qué grado se ha alcanzado el logro).

Te dejamos un ejemplo muy completo aquí

Descarga una plantilla que te facilite la vida 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *