Conclusión

La conclusión de la programación didáctica

El final de tu programación de aula va a terminar de convencer al tribunal de oposiciones sobre tu trabajo. Queremos que tu propuesta destaque entre las demás y obtenga una buena, ¿verdad? Aquí te damos algunos consejos para preparar una buena conclusión para la programación didáctica, ejemplos incluidos.

 

La conclusión perfecta para tu programación didáctica

A veces, después de haber escrito decenas de páginas, nos quedamos sin ideas. Hemos hablado de objetivos didácticos, de competencias clave, de contenidos conceptuales, de instrumentos de evaluación… Y entre tanto término, no sabemos bien cuál es la mejor forma de terminar la programación de aula. Por otra parte, las oposiciones al cuerpo de maestros o al cuerpo de profesores de secundaria puede ser realmente estresante. A menudo parece que nos falta tiempo y las tareas se acumulan en un rincón de nuestro subconsciente. Por eso en Vírgula queremos echarte un cable. Te damos ideas sobre qué poner en la conclusión de la programación didáctica, cómo hacer una conclusión o cuál es la mejor forma de terminar la defensa en las oposiciones. Queremos verte brillar. ¡Queremos que consigas la plaza!

Conclusión para la unidad didáctica

Como ya sabrás, en las oposiciones tienes que escribir y defender una programación de aula y unas unidades didácticas, siguiendo las instrucciones de la convocatoria. Es por ello, que necesitas una conclusión para tu programación didáctica, pero también para tus unidades didácticas. Habitualmente, la programación docente tiene más desarrollo, mientras que las unidades las planteamos de manera más esquemática.

Para defender a la perfección una unidad didáctica, debes darle estructura. No es suficiente con hablar de objetivos, competencias, evaluación… Debes completar un discurso y, para ello, es necesario realizar una introducción y una conclusión. Aquí encontramos el mismo problema. Después de haber estrujado nuestro cerebro para evaluar por competencias, diseñar un aprendizaje basado en proyectos y unas actividades dinámicas, nuestras neuronas piden el cambio porque están sin ideas. Encuentra aquí la inspiración que necesitas y dale a tu propuesta didáctica el toque final que te permita triunfar.