¿Qué son los instrumentos de evaluación?

Instrumentos de evaluación

Los instrumentos de evaluación permiten al docente recoger los resultados de un proceso de enseñanza-aprendizaje y, a partir de ellos, tomar decisiones. En este artículo vamos a entenderlos en profundidad y ver cómo aplicarlos en nuestra programación didáctica.

Definición de instrumentos de evaluación

Según la RAE, un instrumento es:

Cosa o persona de que alguien se sirve para hacer algo o conseguir un fin.

DRAE

Por tanto un instrumento de evaluación es algo que usamos para conseguir un fin, que, en este caso, es evaluar. Pero esta definición es muy amplia, así que vamos a concretar un poco más.

En la actualidad hablamos de enseñanza-aprendizaje, y es en este ámbito en el que queremos evaluar. Por tanto, nuestra evaluación tendrá en cuenta ese binomio enseñanza-aprendizaje. En otras palabras, usaremos instrumentos para evaluar al docente (enseñanza) y al alumnado (aprendizaje).

Por otra parte, ya hemos comentado alguna vez que la evaluación debe ser formativa, esto es, que busque la mejora continua. Y esto solo podemos conseguirlo a través de instrumentos de evaluación.

Asimismo, existen tantas posibilidades evaluativas como docentes hay, por lo que no hay un único instrumento de evaluación, sino múltiples.

Con todo esto, podemos definir un instrumento de evaluación como una herramienta pedagógica que detecta tanto el grado de adquisición de objetivos y competencias en los alumnos (aprendizaje) como la consecución de objetivos docentes (enseñanza), con el fin de mejorar el proceso educativo.

Características de los instrumentos de evaluación

Ahora que ya sabes qué son los instrumentos de evaluación, seguro que puedes deducir sus ventajas:

  • Ayudan a detectar necesidades educativas
  • Dejan ver si necesitamos reforzar alguna parte de los contenidos, objetivos o competencias
  • Personalizan la enseñanza y el aprendizaje
  • Miden el grado de cumplimiento de objetivos y competencias
  • Permiten evaluar la labor docente
  • Mejoran progresivamente el proceso de enseñanza-aprendizaje
  • Evalúa diferentes tipos de aprendizaje de maneras diversas

Tipos de instrumentos de evaluación

Los instrumentos de evaluación abren la puerta a muchas opciones distintas con las que evaluar a tus alumnos. Veamos algunos tipos:

Técnicas de observación

A través de la observación, podemos ver cómo se comportan los alumnos en clase, cómo interactúan en los trabajos en grupo o su participación en las actividades de clase. Con esta base, aplicaremos los criterios de evaluación y sus estándares, junto con los indicadores de logro, para obtener una nota (cuando proceda).

Técnicas por escrito

Este tipo de instrumentos de evaluación te permitirá mucho mejor registrar los resultados de los alumnos para calificarlo. Dentro de esta categoría tenemos:

  • Exámenes
  • Trabajos y proyectos
  • Ensayos
  • Resúmenes
  • Portafolio o cuaderno de clase
  • Cuestionarios
  • Fichas de ejercicios

Técnicas multimedia e interactivas

Podemos establecer una tercera categoría dentro del mundo digital y online. Disponemos de herramientas en la web con las que evaluar a nuestros alumnos, tanto antes del proceso de enseñanza, como durante y después.

  • Cuestionarios
  • Infografías
  • Mapas mentales
  • Presentaciones
  • Wikis

Instrumentos de evaluación y su relación con los criterios de evaluación

Ya sabes que los instrumentos de evaluación son herramientas que recogen información para determinar en qué grado nuestros alumnos han alcanzado ciertos objetivos y competencias. Por su parte, los criterios de evaluación se vinculan con los objetivos y las competencias, para el mismo fin. Por tanto, ¿cuál es la relación de estos dos elementos?

Imagina que tengo el siguiente criterio de evaluación:

Analizar críticamente los recursos expresivos utilizados en las producciones audiovisuales, relacionando las características funcionales y tipológicas con la consecución de los objetivos comunicativos.

Necesito una herramienta para ver en qué medida los alumnos son capaces de analizar críticamente los recursos expresivos utilizados en las producciones audiovisuales, relacionando las características funcionales y tipológicas con la consecución de los objetivos comunicativos. Esa herramienta será mi instrumento de evaluación. En este caso voy a elegir un trabajo individual en el que los alumnos analicen una película por escrito. De esta manera, quedan relacionados el instrumento y el criterio. Por separado no me permitirían llegar a ninguna conclusión, pero juntos sí.

A su vez, los estándares de aprendizaje que vayan parejos con el criterio también jugarán su papel aquí, al igual que los indicadores de logro.

Instrumentos de evaluación en la programación didáctica

Hasta aquí todo bien, pero ¿cómo aplico los instrumentos de evaluación a mi programación didáctica? Vamos a seguir dos pasos:

Instrumentos para evaluar el aprendizaje

Aquí lo que te interesa es medir el grado de cumplimiento de objetivos y competencias por parte de los alumnos. Por tanto, tienes que organizar tus criterios y estándares, si aún no lo has hecho, en las unidades. Y una vez que lo tengas, debes decidir cómo vas a evaluar a tus alumnos, es decir, con qué instrumentos. Podrás hacer exámenes de cada unidad, o en cada trimestre. También puedes realizar proyectos, calificar el cuaderno de clase, exposiciones orales, debates, cuestionarios… Y lo mejor de todo es que no son excluyentes. Ahí radica la grandeza de los instrumentos. Imagina que tienes un alumno que hace muy bien los exámenes pero le cuesta hablar en público. O un alumno que no obtiene buenos resultados en los cuestionarios de clase pero cuando le dedica más tiempo a la tarea lo hace muy bien.

No debes quedarte en un único instrumento ni desarrollar una programación monótona que solo se fije en una parte del aprendizaje. Igual que debes usar metodologías variadas tendrás que evaluar de forma diferente capacidades distintas. Por ejemplo:

  • Debate previo sobre el tema que trataremos en clase: evalúo la participación y los conocimientos previos.
  • Cuestionario post-instruccional: evalúo la asimilación de contenidos y veo si hay algo que necesita refuerzo.
  • Actividad en clase: observo la puesta en práctica de los contenidos. Evaluaré el cuaderno de clase.
  • Proyecto: evalúo los objetivos y competencias de la unidad.
  • Examen parcial: evalúo todo el trimestre.

Instrumentos para evaluar la enseñanza

Ahora se trata de evaluar tu propia labor docente, así que tendrás que ponerte objetivos e indicadores de logro para aquellas cuestiones que consideres relevantes. Podrás elaborar, por ejemplo, un cuestionario que tus alumnos rellenarán en cada trimestre o a final de curso. Algunos aspectos a los que puedes prestar atención son:

  • El uso de TICs ha mejorado el rendimiento respecto a actividades offline
  • Los debates han fomentado la participación
  • Los recursos usados han facilitado la comprensión de los contenidos
  • Los contenidos se han explicado de manera clara y ordenada
  • El profesor ha estado disponible para tutorías
  • El profesor ha resuelto las dudas satisfactoriamente

Estas son solo algunas opciones con las que te puedes inspirar. La elección de instrumentos depende de tu manera de enseñar y del planteamiento general de tu programación. Recuerda que los instrumentos de evaluación son herramientas con las analizamos qué tal va el aprendizaje y la enseñanza, con el fin de mejorar el proceso.

Ahora podrás implementarlo en tu programación didáctica dándole un plus de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *